Varices tronculares

Remedios Naturales Caseros Trucos Y Consejos De Salud Conoce estos Remedios de Salud y Bienestar Caseros o Naturales, Tips, Recomendaciones y Propiedades. CUERPO Y MENTE SANA

 

Las varices tronculares son venas hinchadas o dilatadas,  visibles en forma de trayecto azulado o marrón, e incluso a veces palpables. Pueden afectar a 7 de cada 10 personas, principalmente mujeres y personas mayores. Aunque la genética juega un papel importante en su aparición, el estilo de vida también influye poderosamente. Para prevenir las varices en general, y las varices tronculares en particular, es fundamental hacer ejercicio y evitar el sedentarismo y la obesidad.

El tratamiento estrella para la prevención de las varicas tronculares es el uso de medias de compresión. Se ha demostrado que son más eficaces incluso que el tratamiento farmacológico, de todas formas lo mejor siempre es acudir a clinicas profesionales como vasculine para tratar las varices tronculares o de cualquier otro tipo

¿Que son las Varices?

Las varices son hinchazones permanentes de las venas superficiales, típicamente en las piernas, que se producen por un mal funcionamiento en la acción de retorno de la sangre desde las extremidades al corazón.

La función de las arterias es transportar la sangre desde el corazón al resto de los órganos y tejidos, y la función de las venas es devolver la sangre desde dichos órganos y tejidos al corazón para su recirculación. Las varices se originan debido a una debilidad en las paredes venosas y/o a las estructuras situadas en las venas que ayudan a que la sangre fluya siempre en dirección ascendente (desde las piernas hasta el corazón). Si éstas fallan, aparece lo que se denomina reflujo, es decir, la sangre, en lugar de subir hacia el corazón, se acumula dentro de las venas de las piernas.

Varices tronculares

¿Cuántas personas están afectadas por las varices tronculares y vasculares?

Se estima que el 25% de la población adulta del mundo occidental (1 de cada 4 personas) tiene varices tronculares, aunque si se tienen en cuenta las arañas vasculares y las varices reticulares, el porcentaje se eleva a cerca del 70% de dicha población adulta (del mundo occidental, en oriente por su genética y estilo de vida son menos comunes).

Las varices son mucho más frecuente en mujeres, así como en las personas mayores. Otras circunstancias pueden aumentar el riesgo de padecerlas, como el sobrepeso, el estilo de vida o la profesión, entre otras.

Clasificación de las varices según su tamaño

Telangiectasias o arañas vasculares. Se trata de venas muy pequeñas e hinchadas situadas dentro de la propia piel. Son tan pequeñas que normalmente no son visibles a simple vista, aunque cuando se hinchan, su contorno puede verse a través de la piel en forma de trazos azules. Por lo general suelen ser un problema puramente estético.

Varices reticulares. Se trata de venas subcutáneas agrandadas y visibles de unos pocos milímetros. Al ser más grandes que las arañas vasculares, son palpables cuando están hinchadas. A veces traen consigo molestias ocasionales en forma de picor o piernas cansadas.

Varices tronculares. Son hinchazones de los troncos principales del sistema venoso superficial o de sus ramificaciones. Son claramente palpables y suelen causar molestias (picor, dolor, hinchazón, piernas cansadas...). En algunas circunstancias, pueden dar lugar a complicaciones en forma de flebitis, hemorragias o alteraciones cutáneas (como el oscurecimiento o la atrofia de la piel y en casos extremos úlceras y heridas).

Clasificación de las varices según su causa:

Congénitas. Aparecen desde el nacimiento.

Primarias o esenciales. Aparecen después del nacimiento, aunque se desconoce la causa.

Secundarias. Aparecen después del nacimiento, pero debido a una causa, generalmente por un traumatismo o una trombosis del sistema venoso profundo.

Según su localización o anatomía. Asociadas a la vena safena interna, la vena safena anterior, la vena safena externa, las venas perforantes de la pierna...

Según el mecanismo causal. Debido a una disfunción del sistema venoso por reflujo u obstrucción.

Existe una clasificación denominada CEAP (Clínica, Etiología, Anatomía, Fisiopatología) que agrupa todas las descritas anteriormente, permitiendo clasificar y estandarizar cada caso de varices de forma individual.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20